To be beautiful means to be yourself. You don’t need to be accepted by others. You need to accept yourself.

~ Thich Nhat Hanh



“Un ser integral sabe a dónde ir sin ver, ve sin tener que mirar y realiza cualquier cosa sin hacer nada”.

Lao Tzu


Patvisualart

miércoles, 1 de octubre de 2014

MI ELEFANTA VIDA

(imagen sacada de la web)



Mi elefanta vida


(Extracto del texto original  mi elefanta vida)


Tapo un oído con mi mano

con mi otro oído,

escucho el latido de mi elefanta vida,

dejo volar mi imaginación,

abro las páginas del libro,

mi madre escucha atenta…

estoy en reverencia con ella,

duermo al pie de su escalera

sin mirar los peldaños por recorrer

¿Para qué?

Mi ave ya lo hizo por mí,

soy niña sumergida en agua

mis manos juntas sobre la frente,

cerrados mis ojos,

pavonea mi grulla

sus plumas húmedas,

es la brisa quien las enjuga

su canto de trompeta me vuela el alma;

toda yo en meditación con ella.


Yo, la niña de ayer,

junto a la elefanta sagrada,

dentro de mis cuencos cantores

estoy unida con el todo,

en reverencia sublime,

lección de vida aprendida,

 el tiempo leal pasa,

el símbolo de la felicidad,

se teje en telar longevo

e hilos de buena suerte;

de la malaventura

 recuerdo nada;

ni me pidan recordar.


Aprendo como aquietarme,

se posa una marmota

sobre mi cabeza,

dormilona paz me sobrecoge;

en esa somnolencia

mi vestido largo algodonado

rueda al compás de mis brazos,

brazos alados, baile armonioso,

entro a un castillo de paz

templo de mi madre elefanta

quien me llama a rezar.

Camino su interior, observo su altar

me envuelvo en su creación.

En su profundidad, recojo sus anillos de oro,

plata, rubíes y esmeraldas.

No, no son piedras que esperan

para entorpecer mí camino,

sino es mi piedra filosofal

quien me encuentra

quien trasmuta y me enseña

el camino que debo aprender


Mi yo en el pasado, no lo quiero

mi yo en el futuro, no me preocupa

pues yo vivo aquí ahora,

me dejo llevar…

nada temo,

mi barca me lleva,

donde tenga que ir

abrazada en su tibieza de loba marina

me dejo llevar


Atrás quedó mi madre tigresa

su cuidado y perseverancia,

atrás queda mi padre jaguar

descansando en el horizonte;

atrás  quedaron mis hermanos,

manada de leones guardianes.


Estoy en el centro justo de la vida;

confieso he sobrevivido,

pero también confieso he vivido...

 Ahora senectud, duermo, descanso
mis nietos oseznos entre mis brazos

lobo gris, delfín rosa, cuidando por mí,

hijos en extinción para otros,

doy gracias a Dios

por su dones y desvelos.


Apoyo mi cabeza en la almohada,

en el lince que fui soy y seré;

escuchando los sonidos

que nadie oye,

percibiendo los aromas que nadie huele,

escuchando las voces que nadie escucha…


…Por mi parte

quedo ensimismada,

viviendo mi vida...

su rugosa piel no me abandona,

escucho su palpitar, su voz,

oh, como escucho su voz,

voy precedida por ella

voy seguida por ella

voy protegida por ella,

duermo en ella,

me arrimo,

paladeo su ternura,

rodeada por ella,

me rehabilito

sumergida en ella

limpio mi alma,

la vida me regala su danza,

su tranquilidad, su sueño

es mi arce, deleite.

mi mamut, escolta.


 ¿Qué más puedo pedir?


Estoy en esta vida,

por algo, por un porque

estoy dilucidando, que es;

viajo tras la vida

que se escapa,

rezo con y para ella,

por ellos,

por todos,

la vida es y será lo que quieras de ella

buena vida, larga vida, mala vida

alejada la envidia,

atraída la abundancia,

Yo en sus aguas

un danzarín pez, me dejo fluir

demos gracias por su memoria,

por su fuerza, por su aguante,

todos los errores por su piel resbalan,

su intuición es mi más cercana,

me leo en sus arcanos.


Ella cumplidora de nuestros anhelos

entre alimento y flores

el ritual de la vida se realiza.

Toda su silueta recorro,

sus recovecos trazo,

sus anchuras, angosturas atravieso

sus pliegues, sus hondonadas

es mi universo y lo recorro

mi experiencia, su experimento,

su palabra, mi escritura,

mía la expresión,

suya su sabiduría
mi linda vida, después de todo;

gracias por todo.


Allí llegaré,

y de tu cola me asiré

útero materno buscaré,
su dulce regazo, encontraré
besaré su tierno rostro

repetiré el beso que le di

repetiré la caricia que me dio

yo sanada y renacida,

en otra vida más,
hasta último suspiro

¡oh, apacible soplo...!


¡llévame vida, llévame,

trasládame, déjame libre!

y cuándo tú digas, elefanta mía:

 ¡No más!

Me detendré.

Estarás, estaré,

delante, atrás, arriba, abajo;

no temas,

paquiderma hermosa

en mis dulces sueños,

mi lince de niña…

junto a mí volverá.


Patricia Araya

01092014-5741-08-07-1953